Bichos: una aventura en miniatura ( 1998 )

Soy una quisquillosa, lo sé. Una pejiguera, lo admito.  Sobre mi tumba dirá: ” aquí descansa, si es que puede, una tiquismiquis “ .  Pero hay expresiones , lugares comunes, tópicos, que me alteran… ” Amigo de sus amigos “, por ejemplo, cuando se habla de aquel que disfruta echando unas risas con sus colegas y tiene el buen gusto de no apuñalarles por la espalda, ” padrazo ” así es calificado el progenitor que publica una entrañable foto en las redes haciendo pedorretas en la tripita de su retoño para regocijo del pequeño…Los velatorios y funerales son terrenos abonados para frases hechas y tópicos, pero la palma se la llevan , desde luego, el día 22 de diciembre y su sorteo de la Lotería ( que si está muy repartido el premio, que si ha caído en un barrio de gente trabajadora, que hacía mucha falta…)

Otra de mis ” urticarias ” es el uso ( y abuso )  de diminutivos en redes sociales. Vaya por delante mi consideración y reconocimiento por todo aquel que graba, edita y publica un canal de Youtube , pero cuando oigo hablar de manguitas, botoncitos, falditas y vestiditos ( aunque sea de la talla XXXL ), se me tuerce la boca.  ¿ Es un signo de afecto por la ropa o un detalle más de la infantilización hacia la que camina esta sociedad ?

 

Algo de eso debió pensar Simon Porte Jacquemus al lanzar su bolso Le Chiquito.  El nombre ya es una declaración de intenciones. El precio también. Pero esa es otra canción… Obviamente, si está agotado en la web de venta es porque el bolso ( el de marca, no nos dispersemos ),  sigue siendo un símbolo de estatus.

IMG_20191017_163128

Diré que me gusta la idea. No la de un bolso en el que no cabe ni la vergüenza, sino la capacidad de un diseñador de aportar novedad pero sobretodo evolución.

IMG_20191017_152951

Reinterpretación de El Chiquito, éste de papel.

Pero vamos a centrarnos en la cuestión: más allá de la noche o de la ceremonia, ¿se llevan los bolsos pequeños ? Consultemos al oráculo,  (es decir, a Zara ), y sí, se llevan.

IMG_20191017_083306

Bolso de 15 cm de Zara.

IMG_20191017_085645

 

 

 

 

 

Ahora bien, si el origen del bolso está en la necesidad humana de juntar una serie de pertenencias y trasladarlas de forma cómoda y práctica, decir que un tamaño mínimo no sirve para nada es como decir que alguien vivo inspira y espira, de modo que… ¿ dónde ponemos el límite del tamaño ?

Pues tirando de tópico, de lo que consideremos imprescindible meter. Y bajo el manto de esa gran palabra nuestro bolso se empieza a llenar:  teléfono móvil, cartera, pañuelos, gafas de sol, pintalabios, llaves…

IMG_20191017_165108

Añadan, señoras, según su momento vital, yogures, toallitas húmedas, rotuladores, mudas de repuesto, cepillo de dientes, tampones, lima de uñas, cascos,un pendrive, protector solar, gorro de lluvia, gafas de presbicia, tiritas, pastillero o compresas para las pérdidas. Y es que, reconozcámoslo, el bolso no su accesorio, señoras, es su casa y como en casa, hay que tenerlo todo a mano.

Veredicto: no, un bolso así de pequeño solo tiene vida útil al ponerse el sol, cuando el concepto imprescindible se vuelve muy liviano y no hace falta más que buena compañía.

Lo pequeño siempre despierta ternura, si la tendencia del bolso mínimo les parece una monería, tonta pero monería al fin, y su poderío económico o sus escrúpulos o su sentido común no les permite hacerse con el bolsito de marras  pueden optar por las opciones caseras,

 

Con la inestimable ayuda de mi hermana, tejedora notable.

Vean el bolsito original y el clon casero de goma eva:

 

 

Tiene un buen lejos, como diría mi amiga Glory. Si permitimos que alguien  se acerque tanto como para notar la diferencia, será porque nuestra complicidad con esa persona no cabe en ese bolso.

¡ Feliz semana !

La Fiera de mi Niña ( 1938 )

Si elaborásemos una lista de incomodidades ¿ que objeto, que prenda creen ustedes, señoras, que la encabezaría ? Candidatos hay… tacones, faldas apretadas, quizá sillones o sofás de diseño…yo pondría en primer lugar la última moda de uñas largas, sin duda.

Imaginen, en una escena de amor y pasión, acercarse ( no vayan más allá… ) al amado con estiletes coronando sus dedos  o piensen, por un momento, que la salvación del planeta depende de que ustedes corten el cable rojo de una hipotética bomba y al intentarlo con semejantes navajas albaceteñas se lleven por delante todo el dispositivo, causando el desastre.

Que no, que llevar unas uñas largas a lo Freddy Krueger, y decoradas con más pedrería que un traje de boda gitana, debe resultar un verdadero incordio a lo largo del día. No me hagan dar más detalles.

Es un ejemplo, en mi humilde parecer, de tendencia que aporta ese puntito de locura y de espectáculo a la Moda que la hace fresca, sorprendente, divertida , en definitiva fotografiable, que parece hoy en día el último destino, pero que no perdurará. En cambio hay otras tendencias que siempre han estado ahí…

img_20191010_121734.jpg

¿ Es el leopardo ( el estampado, no el animalito ) el nuevo negro ?

Esta es una pregunta para nota, pero tiene fácil respuesta: sí, si lo que queremos es llamar la atención.

Ahora bien , este planteamiento conlleva un cierto riesgo. Veamos :

Primera consideración : el leopardo ( el animalito, no el estampado ) es un felino de muy malas pulgas , que a duras penas tolera a extraños. Saquen ustedes conclusiones, señoras, las mezclas solo quedan bien para arañar likes de unos cuantos ( miles ) de snobs en las redes ( que , sin duda, ven algo que los demás no vemos ).

Segunda consideración: el leopardo ( con el animalito seguimos ) se caracteriza por su porte elegante y su estilizada silueta. ¿ Hace falta decirlo ? Apretado y estampado no riman bien, señoras. Es como llevar un luminoso sobre la lorza.

IMG_20191007_142648

Total Look de Michael Kors

Pongamos que son ustedes amantes de la moda y deseosas de seguir esta tendencia, pero, cual tímidas gacelas, no acaban de ver la belleza del carnívoro en cuestión.

El calzado con estampado de leopardo en cualquiera de las versiones, salones con tacón, mocasines, bailarinas, botines, sería la primera opción

Con zapatos de leopardo me parece que todo queda bien

Con vaqueros y rojo, mi mezcla favorita.

IMG_20191010_123930

 

IMG_20191010_183902

Y con vaquero y beige, también me parece que el felino está cómodo.

Me apunto a cualquier complemento: cinturón, gorro de lluvia, bolso, paraguas, diadema o gafas de sol, todo excepto un fular, que me parece ya muy trillado.

Una falda, claro que sí, pero que fluya…( ésta es de Zara )

IMG_20191006_174638

Con más cuero

img_20191006_174949.jpg

Con chaqueta vaquera y con camisa también.

 

Tengo alguna sugerencia que hacerle a mi modista de cabecera…

 

Aunque en cuanto venga el frío esta es mi propuesta:

IMG_20191010_202946

El abrigo ya me hace ojitos y lo tengo visto en Gerad Darel y el rojo en los pies será cosa de unas Converse.

 

Veredicto: sí, mañana, tarde y noche; en prendas fluidas, en tejidos nobles y de calidad; en pequeñas dosis como unos guantes , un cinturón o unos zapatos;  en presencias rotundas como un abrigo o una falda.

Larga vida al leopardo y su estampado ¿ Quien dijo que el león era el rey ?

IMG_20191010_183702

¡ Feliz semana !

 

La Dama de Hierro ( 2011 )

En el siglo XXV, si nuestro planeta aún sigue girando, es posible que los arqueólogos de esa época sean incapaces de discernir si lo que se aprecia en unos documentos primitivos llamados Instagram eran los practicantes de una técnica milenaria de origen hindú conocida como Yoga o bien integrantes de un espectáculo que gozaba de gran predicamento en aquel entonces llamado ” El circo del Sol “.

img_20191003_133652.jpg

No sé ustedes, señoras, pero a mí no me convencerán de que estar con los pies descalzos y unas mallas haciendo contorsiones al borde de un acantilado y con la puesta de sol recortando la silueta favorece la paz espiritual. Desde luego, para mí, que lo más cerca que estoy de ella es cerrando los ojos, tomando un café y un trocito de chocolate negro, me parece un ejemplo más del exhibicionismo estomagante que invade nuestras redes ( mira lo sano que como, mira el hotelazo en el que estoy , mira como me retuerzo… ).

A ver, señoras, que a mí la flexibilidad, en todas sus variantes ( corporales y mentales ), me parece una cualidad de lo más estimable para la vida. Si ya lo decía Bruce Lee ” Be water, my friend “... Aunque trayendo a la memoria a la dama británica a la que hace referencia el título de esta entrada, no será, obviamente, por esta virtud ( que ella consideró debilidad ) sino, siendo más superficiales, por sus camisas con lazada al cuello por lo que se la recordará.

IMG_20190928_202838

Las camisas con lazo... Peliaguda tendencia ésta, que se enmarca en el look señorona con que nos animan el otoño los escaparates. Una vez más, nada nuevo bajo el sol.

img_20190928_201324.jpg

Con el completo de falda midi, botas de caña y chaqueta de tweed, como dictan las pasarelas, nos falta el bolso de mano rígido de Launer London y ya somos el vivo retrato de Margaret Thatcher, que, entre las muchas cosas que fue, no se encontraba ser un icono de moda.

Vamos al cuerpo del delito…¿ Pero a quién se le ha ocurrido rescatar esta tendencia? A un sádico, seguro. Hace falta ser muy joven para que la camisa en cuestión no nos sume varios lustros, quedan ustedes advertidas. Por no hablar de los perímetros pectorales: si pasan ustedes de la B en el abecedario de las copas de su sostén, mejor olvidarse para no recordar a la silueta de un palomo en celo.

Y es que hay lazos…

IMG_20190928_180800

Y lazos…

IMG_20190928_201245

Está claro que, como en tantas cosas de la vida, el tamaño importa

 

 

Podemos buscar como alternativa una camisa y un pañuelo de gasa:

 

La camisa es de Gerard Darel, el pañuelo de Aduo ( Guadalajara ), la chaqueta y el bolso de Ralph Lauren y la falda de HM.

O con la versátil camisa vaquera:

IMG_20190929_100600

La camisa es de Esprit y el pañuelo de Aduo.

Si me salen ustedes puristas reconoceré que no es una camisa con lazo, es una reinterpretación del asunto, ¿ no es esto una  prueba de mi flexibilidad

 

Camisas de Massimo Dutti y de Scalpers

Pueden apostar algo de valor, señoras, a que una prenda similar aparece en cualquier armario de sus madres, tías, abuelas o  en el suyo si son de respetable edad, ¿se puede rejuvenecer con vaqueros y un perfecto de cuero ?  Se puede, se puede…en todo caso, aléjense de las perlas como complemento si no quieren hundirse en las arenas movedizas de las que solo se sale con los pies por delante y el certificado de defunción  del estilo actual firmado y con todas los sellos puestos.

 

IMG_20190924_233631

 

 

Camisa de Find

Una camisa con tanto volumen pide a gritos un pantalón pitillo y taconazos para estilizar.

 

¿ Vamos por buen camino ? ¿ Van a echar el lazo a alguna camisa , señoras ? A ver, que sí, que como juego de palabras no es muy agudo…

 

IMG_20190929_190847

Yo tal vez me compre una camisa con lazo rosa ( Mirto tiene una parecida ) , quizá la combine con un Palazzo rojo, en tributo a Yves Saint Laurent que, con este tándem, demostró que los colores no tienen enemigos. Al gran Yves le encantaban los lazos. No tengo tan claro mis sentimientos hacia ellos…

Así que la primera tendencia vista para sentencia.

Veredicto: sí, pero como las calificaciones de las películas de antaño,” para mayores con reparos “.  Solo una tendencia Lady cada vez, por favor, y de tarde en tarde. Nada de juntarse con las amigas de semejante guisa para jugar a la brisca, merendar en el casino local o dar paseos por el parque fluvial con el churri del brazo. Que lo de señoras no viene de señoronas, viene de señorío.

img_20190928_211952-1.jpg

 

¡ Feliz semana !

 

 

 

 

 

Volver ( 2006 )

En 1966 el diseñador Paco Rabanne presentó su primera colección de alta costura con el impactante nombre de ” 12 vestidos imposibles de llevar “. Con semejante declaración de intenciones don Francisco Rabaneda Cuervo, desde luego, no engañó a nadie: algunos de sus vestidos llegaron a pesar más de 10 kilos y estaban llenos de remaches y piezas metálicas, ( como para tumbarse con ellos en un sillón…) pero su lema era “no seducir sino sorprender “, y vaya si lo logró. Y eso que hace 50 años, sin la repercusión de unas redes sociales enviando al minuto las imágenes hasta a una tribu del Orinoco que tenga conexión, lo de impactar sí que tenía mérito.

IMG_20190919_192739

¿ Es posible encontrar hoy en día una colección con tal nivel de originalidad, investigación y riesgo ? Pues no sé qué decir…  Lo cierto es que de atuendos imposibles están pobladas las Semanas de la Moda, con sus influencers en busca del minuto de gloria a la puerta de los desfiles.

No sé ustedes, señoras, pero yo no tengo nada claro el concepto de ” tendencias “, no sé dónde ni cómo se generan, ni si en mi ciudad hay algún coolhunter de esos que vaticinan lo que se va a llevar dentro de 2 años, agazapado tras un seto y tomando notas.

Vean estas atinadas afirmaciones del mundo fashion:

 

 

Lo paradójico es que estas frases tan actuales sobre tendencias están sacadas del cuaderno de colecciones del Telva 2013/2014 , así que ¿ dónde está la novedad, exactamente?

Si se analiza la historia de la Moda y,  más concretamente la del siglo pasado, cada década es fácil de reconocer por sus siluetas, el largo de las faldas o el tamaño de las hombreras. Hoy en día resulta más difícil esta discriminación porque todas las tendencias conviven, más o menos, en pacífica armonía. 

Que todo vale, señoras. O no.

La frontera hoy en día entre el buen gusto y lo choni, no está difuminada, no; en realidad,  la tenemos muy clarita, pero aceptamos y pagamos a precio de oro zapatones de cinco suelas corridas   sabiendo que no resistirán el paso del tiempo ¿ No es esto la moda? ¿ Una parte de expresión, una parte de diversión, una parte de frescura ?. Creo, sin embargo , que en la sociedad actual toda la espontaneidad se ha perdido en la búsqueda del “ like “ a toda costa.

Pero eso es otra historia. Al igual que mi admirado Paco e inspirada por su inmenso talento, voy a hacer una declaración de intenciones, ( pero no tan trascendental )

Si la temporada pasada, el reto era vestir ( solo ) con lo que hubiera en el armario, el nuevo propósito es analizar semana a semana las tendencias que se postulan como imprescindibles del otoño/ invierno y que sobre el papel parecen muy buena idea pero en la vida real y sobre un cuerpo de cincuenta y pico ( pico de gorrión, no se olviden ) no lo es tanto.

Pero vengo guerrera, advierto.

Reivindico visibilidad, sigue existiendo una discriminación tolerada por la sociedad bajo la excusa de la estética y el marketing : quiero ver, para variar, a una mujer de mi edad en el anuncio de moda del Corte Inglés, quiero ver a más mujeres maduras anunciando cremas, perfumes y coches y no solo compresas para  las pérdidas urinarias, quiero que las revistas de moda publiquen fotos y reseñas de instagramers y youtubers que, como el diablo , sepan más por lo que han vivido y han vestido, que por visitar todas las semanas Zara. 

Quiero que vieja sea lo contrario de joven, sin más, sin matiz peyorativo.

 

 

La sonrisa es la misma ¿ no ?

¡ Feliz semana !

 

 

Tal como éramos ( 1974 )

La primera ley de la Termodinámica dicta que en cualquier sistema físico aislado de su entorno, la cantidad total de energía será siempre la misma, en otras palabras , (  les sonará el soniquete del instituto, señoras ), que la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

¿ De verdad no se destruye? Porque de la energía que nos invade al principio de las vacaciones ya no queda ni un gramo  cuando volvemos de ellas … Las únicas que del veraneo  traen  recargadas las pilas son las cabeceras de moda y sus especiales de colecciones ( y por extensión todos los canales de Youtube con sus entradas de tendencias.) Tanto derroche resulta indigesto.

Por que… ¿ qué hay de nuevo, viejo ?

 

Fotos Vogue

A  ver cómo es esto: el circo de la moda, los clásicos renovados, suben las cinturas y crecen las hombreras ( ¿ de verdad ? ), viene el verde, y el fucsia, y el negro que nunca se fue. Viva el gótico y el estilo preppy. Y la pana , y los vestidos de flores, y las blusas con lazo, y las mangas abullonadas…Todo nuevo y, en realidad, todo ya visto. Tanta información hace que, al final, nada perdure y se convierta en clásico.

 

Se acerca ya el momento , sí, señoras, sí, de volver a comprar, de renovar el armario, y para qué vamos a engañarnos, estoy deseando hacerlo. Pero  aunque nunca me planteé este blog como un viaje iniciático y místico hacia el principio del resto de mi vida, no serviría de nada este reto de abstinencia sartorial durante un año si no he aprendido algo: antes de pasar la tarjeta y agarrar la bolsa con la ropa  camino del armario valorar qué es lo que tengo y qué es lo que quiero. Así de simple.

Por que hay dos palabras claves para mirar un closet: disciplina y planificación. Ahí lo clava la omnipresente Marie Kondo, que para eso es una gurú planetaria. Pero la moda también tiene que ver con el aplomo, con la sorpresa, con un punto de extravagancia y otro de corrección, con lo que todas llevan pero nosotras lo llevamos como nadie.

Yo soy Carmen. Soy hija, madre, hermana , amiga, compañera y trescientas cosas más, muchas de ellas mejorables. Soy un software que se actualiza constantemente.

 

Todo tiene un principio y un final. Eso fue lo que dije en la primera entrada, también dije que solo quería dibujar , escribir y divertirme. Y eso seguiré haciendo, de otra manera y con otro planteamiento. Como la energía.

Pero esto ha dado para mucho mas, aunque no todo es extraer lecciones profundas y morales de cada camiseta que intentemos ( o no ) comprar. No soy una persona tan trascendente, no creo que la audacia sustituya a la inteligencia, ni que la moda pueda superar al estilo, pero cuando lo encontramos no cuesta reconocerlo.

Tal como éramos narra la destructiva historia de dos que se aman el uno al otro con locura pero no como son realmente, sino como desearían que fueran en un mundo ideal. Ese podría ser el resumen de muchas de nuestras relaciones: con nuestra cadera, con nuestro pelo o con nuestro mal pronto antes de tomar café.

No siempre seremos coherentes, ni relajadas, ni responsables, ni imprescindibles, pero lo que quiera que sea nuestra vida no ha hecho más que empezar.

¡ Feliz semana !

 

 

Baywatch ( 2017 )

Viajar, dicen, es acrecentar las ganas de volver a casa. Abrir la puerta y reencontrarnos con todas nuestras cosas en una suerte de sorpresa casi infantil, ¿ Es solo a mí a la que le parece que la casa es más pequeña ?

IMG_20190822_212348

El verano es la siesta antes de comer, que es la buena, la caja de acuarelas sin recoger, desayunar tarde o merendar más tarde aún, churros recién hechos o tarta de zanahoria o las dos cosas, ¿ de verdad hay que elegir ? El verano es viajar a nuestro tiempo libre y volver después sin más mochila que la piel morena y el pelo necesitado de un buen corte. Es no hacer nada, es un no parar.

IMG_20190823_174719

 

Lo bueno del verano es que la mañanita de relax cerca del agua admite uniforme:  basta , como dice una seguidora colombiana , dos o tres ” salidas de baño “ :

IMG_20190823_110625_HDR

 

img_20190823_111410_hdr.jpg

IMG_20190823_123631_HDR

Añadan ustedes alpargatas, chanclas, gafas de sol y sombrero y ya tenemos hecho el apaño.

 

 

El traje de baño, como el beneficio de usar el hilo dental, se da por supuesto.

Es el momento del canasto, de la cesta, del bolso de paja…

 

 

La noche también se presta al uniforme

IMG-20190819-WA0011

Una falda larga tipo ibicenco, ya conocida de Gerard Darel

IMG_20190523_150818

Y añadimos complementos

Verde

IMG_20190823_142059

 

 

 

 

Con morado

IMG_20190823_143233_HDR

 

 

 

 

Con negro, con azul…

 

 

Echemos el freno, señoras… Después de tanto trasiego al chiringuito nocturno, la blanca falda ya tiene un tono entre gris y marrón , algo así como el greige, que, según Armani,  es el color epítome de la elegancia, pero que, según mi madre, la prenda se va sola a la lavadora.

Así que, aunque llevando solo una falda para toda la semana, figuraríamos como alumnas aventajadas en el cuadro de honor de nuestra heroína Marie Kondo, la higiene y la lógica recomiendan alguna cosilla más. Como alternativa de falda larga, ésta de inspiración hippie, con camiseta blanca.

IMG_20190823_172954
Falda de Con Luz Propia, una tienda de Zahara de los Atunes.

El verano, en realidad, nunca es lo que esperamos, porque como decía Charles Schulz, el padre de Snoopy,  ” el verano vuela y el invierno camina”. No estoy tan segura…a mí las estaciones me pasan como el cometa Halley y no porque yo sea precisamente una estrella acelerada. He paseado, como una vigilante sin traje de baño rojo y sin flotador de rescate, por una playa inmensa intentando captar una sensación de placidez para que me acompañe el frío invierno castellano. El verano es cerrar los ojos y respirar.

 

 

El verano, como la nostalgia, esta muy sobrevalorado, los días son largos en luz y cortos en realidad, no pasa nada entre el desayuno y la cena, el calor y la arena se pegan, hasta las cosas dulces saben a sal, no pasa nada y todo se acelera, no pasa nada y todo está bien…

Carpe Diem.

IMG_20190819_181052

¡ Feliz semana !

La sirenita ( 1989 )

Si la escritora J K Rolling se planteara hoy en día escribir sobre las peripecias de un menor dotado para la magia, sobre su evolución hacia la madurez, luchando contra todo tipo de contratiempos, no les quepa duda, señoras, de que para tener éxito ese personaje protagonista debería ser femenino. Porque Hermione está bien, pero no basta, es una segundona por detrás del héroe. Intolerable.

En realidad, si nos ponemos tiquismiquis, pocas historias de literatura  aguantan el revisionismo feminista actual. Y los cuentos infantiles, ya ni les digo… Aunque no es para menos, juzguen ustedes: una pazguata que se deja mangonear por su madrastra y otras desaprensivas, que pierde un zapato, carísimo seguramente, y que se casa con un fulano más pazguato todavía, que para reconocerla necesita probar el zapatito extraviado a todas las doncellas del Reino ( ¿ pero dónde estuvo mirando este pollo toda la noche mientras bailaba con ella? );  una tontaina que, escapando de su madrastra, se mete en el bosque y decide lavar, planchar, ordenar, coser, barrer y guisar para siete personajes limitados verticalmente, a saber: un sabio, un mocoso, un mudito, un (in)feliz,un dormilón, un tímido y un gruñón, vamos, los perfectos compañeros de piso;  una bobalicona que, viviendo tan ricamente en un palacio en lo profundo del mar, se enamora de un perfecto imbécil por el que sacrifica su voz y su maravillosa cola, todo para acabar convertida en espuma de mar, cuando el tipo se lía con otra…

img_20190530_202242.jpg

Vamos a plantearlo en modo intrascendente y superficial, que para eso estamos en agosto…al menos esta última simplona disfrutó de piernas y pudo ponerse vestidos.

De vestidos largos y floreados, sin duda la mejor opción para el verano, ya hemos hablado en este blog.

Los dos vestidos son de Adúo Guadalajara.

Pero hay más tipos de vestidos que peces en el mar ( acompañando a la sirenita ): cruzados, camiseros, lenceros, babydoll, de encaje, de punto…Veamos:

De flores, pero cortos

Estos son de Pepe Jeans y de HM

El vestidito negro y el vestidito blanco

De Fórmula Joven y de Massimo Dutti

Un vestido ajustado en verde agua

IMG_20190811_175805

El collar es de Majórica, este vestido tiene su historia, es de Toypes, una marca de moda gallega, y formaba parte de un traje de chaqueta que me puse para la boda de una prima en el norte, hace unos cuantos años. Una modista, una maravillosa modista , lo acortó y me lo sigo poniendo ( Sí, me vale, con una buena faja debajo, bendito sea el inventor de la Maidenform. ) Con tacones plateados y una cartera beige, perfecto.

IMG_20190811_180012

 

Estampado, tipo caftan

 

El vestido es de Almatrichi, menorquinas rojas y bolsito de Mango. El collar es creación mía.

Y otro estampado

IMG_20190811_180805

 

Y más estampado

IMG_20190811_165916

De HM y sandalias de Massimo Dutty.

Un clásico camisero de Sfera

IMG_20190811_182643

Aquí los complementos son claves para no fundirnos con el color de una acera

 

Según la inefable Marie Kondo, a la hora de deshacernos de las cosas que ya no usamos, hemos de despedirnos de ellas, dándoles las gracias por lo que en su día nos aportaron.

 

Pues, ¡ adiós y muchas gracias !

 

En los años 70  la diseñadora Diane Von Fustenberg, como reclamo  para vender su célebre vestido cruzado, decía: ” Siéntete mujer, lleva un vestido “. Hoy semejante frase publicitaria estaría bajo sospecha, porque lo de equiparar la femineidad con llevar algo que marque curvas y que enseñe las piernas no está dentro del canon de corrección política actual. Pero los vestidos llevan siglos formando parte del imaginario femenino, y, personalmente, pienso que un vestido hace más por una mujer que cinco cajas de triptófano.

Aunque no permito que nadie cuestione mi compromiso feminista ( ” no, querida ministra, bonita, el feminismo no lo ha inventado ningún partido político ” ) no soy partidaria de cambiarle el final a ningún cuento; al fin y al cabo, la magia consiste en creer que el amanecer de mañana será mas feliz que el de hoy.

IMG_20190811_222851

Y como lo que de verdad nos gustan son los finales felices, si se quedan ustedes tiradas en la carretera, agradecerán la aparición de quien sea que las ayude: príncipe o camionero. El corcel blanco mejora la puesta en escena, cierto, pero es accesorio.

 

¡ Feliz semana !