Las secretarias

La Tierra es plana

Yo, como la mayoría de la gente sensata, he cambiado de opinión sobre casi todo en mi vida. En realidad, creo que ya no me queda ni un solo principio en pie pero consuela saber que hoy en día esto no es una lacra: el relativismo moral, que en otros tiempos era propio de cínicos y chaqueteros, de cortesanos ávidos de medrar, se ha convertido en la muy recomendable inteligencia emocional, objeto de estudio y asignatura indispensable para adaptarse al medio. Be water, my friend

Y si de principios morales vamos escasos, ya no entremos en ciencias… Hoy todo se debate y se rebate, lo que antes se quedaba en tertulia de bar, caña de cerveza en una mano y pincho de tortilla en la otra, alcanza hoy, gracias a las redes, categoría de dogma de fe. Las verdades científicas ya no son transitorias, son fugaces, lo que tarda en salir un estudio en Internet que corrige al anterior. Ya no puede una fiarse ni de la Ley de la Gravedad.

“¿Qué cosas hay eternas en este mundo?” preguntaba el aprendiz de monje shaolin, al maestro de los ojos blancos, en Kung fu, la mítica serie de los setenta . “El sol es eterno, mi pequeño saltamontes, la luna es eterna, la sabiduría es eterna.” Pobre maestro Po, no hubiera durado ni un asalto en Facebook.

¿Es eterna la moda, Maestro Po? “No seas tontaina, mi pequeño escarabajo, céntrate en las ropas que viene y van y deja las eternidades para los museos de indumentaria.”

Pues les diré, señoras, que LAS SECRETARIAS es una película sobre algo tan eterno como la minifalda, que, como tantas modas del siglo XX, nació con espíritu rompedor y sin más voluntad que la de aportar diversión a sus portadoras. Si la ropa habla de nosotros, la minifalda grita juventud y alegría de vivir. Son los años 60, que, por resumir, empezaron cuando mataron al marido de Jackie en Dallas y acabaron con un pie en la Luna.

La minifalda es, basicamente, enseñar el muslo. Según dicta la ortodoxia, sus límites se sitúan 15 centímetros por encima de la rodilla, y de ahí para arriba hasta donde el recato nos diga basta. Cómo esta película pasó la censura con tan indecorosa prenda forma parte de la historia del llamado tardofranquismo donde las costumbres se relajaron gracias al Ministerio de Información y a ese gran invento que era y que será cuando podamos volver a viajar: el Turismo, . Del vestuario se encargan el omnipresente Cornejo, el Corte Inglés y Carrusel, que me imagino sería una boutique de la época ya que no hay referencias. A juzgar por la cantidad de modelitos que lucen las muchachas, el sueldo se les iba en ropa.

La trama tiene su enjundia: son las vidas y milagros de unas jóvenes que, además de lucir pierna, ejercen el secretariado en un edificio de oficinas. Si quieren hacer un catálogo de tópicos sobre relaciones laborales, esta es su película, no le falta ni uno.

Sonia Bruno es Julia, desenvuelta y mundana, moderna pero sin pasarse, capaz de plantar cara al fulano que le baja la cremallera antes de tiempo, viniendo a demostrar que minifalda y decencia no están reñidas. Esta actriz de corta carrera fue la representante más genuina de la chica ye-ye, alta y delgada, pelo corto y grandes ojos. Luce los atuendos más locos porque tiene percha para permitírselos.

Como remate a su imagen de chica moderna se casó con un futbolista, con un minivestido de organza y seda natural y apliques de raso en forma de escamas

En las crónicas de la época no se hace referencia al diseñador del vestido; eso sí, se sabe que se casaron en la parroquia de Santa Rita con Santiago Bernabéu de testigo.

Teresa Gimpera es Paula, una muy eficiente secretaria que deja un trabajo que le gusta y una independencia económica para casarse, un clásico en aquella época, descubrir -vaya sorpresa- que la casa y atender al marido es una trampa mortal de aburrimiento y volver luego por la puerta grande. Ha habido pocas actrices con su elegancia y su estilo, y su fotogenia, sofisticada y sin estridencias. Llegó a hacer una prueba para Hitchcock para la película Topaz, que obviamente no tuvo éxito. Él se lo perdió.

Sus combos de vestidito evasé, manga francesa y abrigo corto me parecen insuperables.

Josefa Cotillo alias La Polaca, interpreta a Loli, la enamorada de su jefe, otro clásico, que se lía con él en una tarde loca, con alguna copa de más. La escena del arrebato de pasión con la cámara enfocando el retrato de la mujer y los hijos es impagable. Pero la muchacha recapacita y pone al adúltero en su lugar.Descarriada, sí, pero con principios morales.

Mary Francis, que más tarde pasó a ser conocida como Paca Gabaldón, es Vicky ,con más horas de vuelo que Madame Pompadour, especialista en esquivar a otro tópico: el jefe pulpo, que hoy estaría en la cárcel o de tertuliano en algún programa de televisión, nunca se sabe.

Jóvenes , alegres y minifalderas.
Y que no falten unas botas blancas, que cada temporada intentan volver pero no cuela…

Maestro Po ¿La minifalda empondera o codifica a la mujer?

“Pero, mi pequeño escarabajo, ¿todavía estáis en esas?”

A ver, Maestro Po, ¿Es eterna la juventud?

“Solo el simple desea ser joven siempre, mi escarabajo pelotero”

Escucha mi cuita, Maestro Po, ya tengo más de cincuenta… ¿podré ser joven de espíritu, al menos?

“Mira, mosca cojonera, ponte una minifalda y vete a ser joven a otra parte del planeta”

Me he propuesto, como ven, señoras, hacer un recorrido textil y desprejuiciado por películas del panorama español que en el momento actual su visionado causa más de un sonrojo. Porque los usos y costumbres de la sociedad están ahí, no estoy de acuerdo con pasar el rodillo revisionista y ningunear libros o películas que no se ajustan al sentir actual. La historia, la de la vida cotidiana, está ahí, hay que conocerla para superarla. Se trata, obviamente, de ver el bosque y no quedarnos solo en las ramas.

Según la madre de la minifalda, la eterna Mary Quant, una mujer es tan joven como su rodilla. O como su curiosidad..

¡Feliz semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s