King Kong ( 1973 )

La mayoría de las veces en que alguien me ha preguntado “¿ puedo serte sincero ? “, hubiera preferido que no lo fuera. La sinceridad, como todo el mundo sabe, está muy sobrevalorada y apelamos a ella cuando vamos a endosar a nuestro interlocutor una crítica o un consejo que suele ser innecesario, porque no nos lo han pedido. La gente que presume de sinceridad suele ser, casi siempre, imprudente y carente de sentido de la oportunidad.

Sirva de ejemplo, señoras:  si ustedes prestan atención a las tiendas que abren en su barrio, y que en pocas temporadas se ven obligadas a echar el cierre por falta de viabilidad comercial, apreciarán que las de moda XL se llevan la palma, y no porque en el universo femenino la talla 38 gane por goleada, sino porque no nos gusta la sinceridad: queremos tiendas donde encontrar toda una escala de tallas, incluida la nuestra así pase de la 50, pero no queremos entrar en un establecimiento que pregone a los cuatro vientos nuestras orondas hechuras.

Dijo Pitágoras que el hombre es la medida de todas las cosas, las sublimes y las estúpidas, se entiende. Quizá cabría preguntarse por qué una tendencia tan poco favorecedora como el Oversize, que multiplica nuestra talla por cinco y nos recuerda a un simio gigante colgado del Empire State, no muere en el mismo momento en que se propone…

 

IMG_20191222_181224

Foto SModa

¿ En qué universo paralelo un prescriptor de tendencias llega a la conclusión de que una prenda de estas características puede sentar bien ? Ahora bien, si Hans Christian Andersen levantara la cabeza vería su inspirador cuento de el traje nuevo del emperador repetido hasta la saciedad en Instagram…

Veamos las múltiples virtudes de la tendencia Oversize:

Añade muchos centímetros y acorta la figura, si su mayor aspiración es lucir como BB-8, el robot bolita de StarWar, no se corten, esta es su tendencia.

IMG_20191222_181252Foto Clara

Da un aspecto desastrado, escondiendo las formas femeninas, aunque el traje lo firme  Marc Jacobs.

IMG_20191222_181000
La gran Lady Gaga, sin duda, ha tenido días mejores

No bostecen con un abrigo de pelo Oversize: les conferirá el aspecto de un oso que no ha encontrado un sitio donde hibernar.

img_20191222_181419-e1577048246853.jpg

Foto Vogue

Acudir a una entrevista de trabajo con algo sospechosamente parecido a un confortable edredón levantará suspicacias sobre nuestra productividad.

IMG_20191222_160025

Foto Hola

Una prenda de grandes dimensiones superiores lleva implícita una ley de compensación. El resultado suele ser ridículo, por más likes que cosechen las portadoras del invento.

IMG_20191222_181037

Foto Hola

Así que, resumiendo: engorda, acorta, masculiniza, disfraza… Veredicto: no, es una moda tan absurda que no merece alegatos, ni explicaciones. Salvaría de la quema un jersey oversize porque la imagen me resulta muy cálida.

img_20191222_181131.jpg

Foto Vogue.

¿ Cual es la talla correcta ? ¿ La que no nos marca ? ¿ La que nos ciñe ? No ponemos nuestra talla en el carné de identidad, ni en el bonobus, ni nos la piden al solicitar una hipoteca…no aparcamos mejor con una 38 que con una 44, ni mejora nuestro gusto al elegir cortinas. Puede que estas simples reflexiones nos ayuden un poco enfilando Enero y pasado el último trozo del Roscón de Reyes.

img_20190314_185210-e1552586100409.jpg

¡ Feliz Navidad ! ¡ Feliz semana !

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s