La Muerte tenía un Precio ( 1965 )

No hay razón más atractiva para lanzarnos a hacer algo que la prohibición. Creo que se le llama psicología inversa, y educando a mis hijos, este recurso funcionaba muy bien cuando eran pequeños. Ahora, como pueden fácilmente imaginar, ya no funciona ni la inversa ni la directa. No obstante, las prohibiciones son necesarias para crecer y para convivir, a pesar de su mala fama. Quizá si cambiamos la palabra prohibición por límite, resulte más aceptable el término.

En 1766, Leopoldo de Gregorio, Marqués de Vallesantoro y de Esquilache, con el fin de promover la higiene y limpieza en la Villa  y Corte de Madrid decidió prohibir, entre otras cosas,  el uso de capas largas. No parecieron muy conformes los madrileños con semejante norma, impuesta, para más inri, por un extranjero, y se lanzaron a las calles en una algarada que acabó con la influencia política de este ministro de Carlos III. Reducir el célebre Motín de Esquilache a la protesta solo por no poder usar capa es muy simplista, lo sé, pero este no es un blog de historia ( aunque el saber no ocupa lugar ), sino de análisis bizarros de tendencias de moda o de cómo esa tendencia, ponderada por los diseñadores, es muy bonita para la foto en Instagram pero absolutamente poco práctica para bajar al supermercado.

IMG_20191114_210001
Francoise Hardy en los años 60 con una capa de cheviot de Marc Bohan

A ver, entonces… ¿Se llevan las capas/ capotes/ ponchos esta temporada? Una vez más nuestro amigo Amancio nos guía por la senda de la tendencia… Pues no, miren que he recorrido la tienda de la Castellana de Madrid y he preguntado por esta prenda a las encargadas, que con desaprobación, me han remitido a la página web, y todo para encontrar un único modelo, en negro y en beige a punto de descatalogarse.

Ahora bien, la ( pretendida ) vigencia de la capa en la moda actual ya viene de bastantes temporadas atrás.

Fotos de Vogue

En la temporada 2014/ 2015, la firma Burberry convirtió en objeto de deseo un colorido poncho personalizado con las iniciales de la portadora.

IMG_20191117_184322Foto SModa

No hubo influencer que se respetase que no luciera el suyo, con sus iniciales bien visibles en el frontal.  En temporadas posteriores no se ha visto ningún foto en las redes con semejante avío a los hombros… es de imaginar que estos faros de estilo y distinción hayan reciclado esta carísima prenda como manta para echarse una siesta.

 

La capa y su primo el poncho, a la vista está, son muy llamativos, no digo que no, y creo que confieren una prestancia y dignidad especial al portador. ¿ Creen ustedes, señoras, que el incomparable Darth Vader, al decir ” Su falta de fe resulta molesta “ hubiera sido igual de intimidante vistiendo, qué sé yo, una americana de cuadros ?

IMG_20191121_154034

¿Podría la víctima del Conde Drácula sentir el pavor de quien se sabe en los últimos momentos si el portador de los afilados colmillos llegase ataviado con un insulso gabán?     ¿ Tomar las doce uvas sería igual de venturoso sin la visión hipnótica de la españolísima capa de paño de Ramón García ? Está claro que no…Fíjense que cuando queremos defender algún argumento lo hacemos a capa y espada y cuando cunde el desánimo estamos de capa caída.

img_20191117_182915.jpg

Bianca Jagger marcando tendencia en los años 70

¿Necesitamos, por tanto,  poner una capa / poncho en nuestra vida ? Un momento… Analicemos varias cuestiones:

La capa aporta mucho volumen superior, así que, si nuestro tamaño no es juncal y espigado y  no queremos emular a una mesa camilla con sus faldillas y brasero, mejor alejarnos de faldas acampanadas. No. Ni con botas altas.

IMG_20191121_175043

 

El poncho con reminiscencias étnicas era igual a estilo y clase en los hombros de Clint Eastwood por los desiertos de Almería. Amén . El resto de los mortales estamos excluidos de esta ecuación.

IMG_20191117_182703

Foto Vogue

Una capa ribeteada con piel ( auténtica o fake, eso lo dejo a su buen criterio, señoras ) nos aporta una década más a nuestra edad real, como mínimo.

img_20191115_112751.jpg

La etérea Deborah Kerr, elegante sí, trasnochada también.

La capa no abriga, aunque la luzca John Snow en Invernalia, y no se le conoce un bolso que la acompañe con atino, sin incordiarse mutuamente.

img_20191117_125831.jpg

Foto Hola

La capa/ poncho es incómoda , no permite usar las dos manos al mismo tiempo. Prueben, prueben a hacer la compra, llevar el portátil, un paraguas….

IMG_20191121_164749

 

En caso de duda, liso siempre; las florituras y estampados están reservados para las iniciadas en la materia.

img_20191117_183547.jpgFoto Vogue.

Por todo ello... Veredicto : sí, pero no más allá del coqueto gesto de abrigarse delante de una chimenea con una copa de coñac ( o cualquier otro brebaje, alcohólico o no ) en una mano y un buen libro en la otra. O en el campo con pana, vaqueros y sombrero para sacarnos la foto delante de la encina, publicarla en redes y entrar corriendo a casa, al amor de la lumbre.

Al fin y al cabo, si verdaderamente hay una prenda que abrace es esta y , a veces, no hay nada más necesario que un abrazo, ustedes verán.

¡ Feliz semana !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s