Volver ( 2006 )

En 1966 el diseñador Paco Rabanne presentó su primera colección de alta costura con el impactante nombre de ” 12 vestidos imposibles de llevar “. Con semejante declaración de intenciones don Francisco Rabaneda Cuervo, desde luego, no engañó a nadie: algunos de sus vestidos llegaron a pesar más de 10 kilos y estaban llenos de remaches y piezas metálicas, ( como para tumbarse con ellos en un sillón…) pero su lema era “no seducir sino sorprender “, y vaya si lo logró. Y eso que hace 50 años, sin la repercusión de unas redes sociales enviando al minuto las imágenes hasta a una tribu del Orinoco que tenga conexión, lo de impactar sí que tenía mérito.

IMG_20190919_192739

¿ Es posible encontrar hoy en día una colección con tal nivel de originalidad, investigación y riesgo ? Pues no sé qué decir…  Lo cierto es que de atuendos imposibles están pobladas las Semanas de la Moda, con sus influencers en busca del minuto de gloria a la puerta de los desfiles.

No sé ustedes, señoras, pero yo no tengo nada claro el concepto de ” tendencias “, no sé dónde ni cómo se generan, ni si en mi ciudad hay algún coolhunter de esos que vaticinan lo que se va a llevar dentro de 2 años, agazapado tras un seto y tomando notas.

Vean estas atinadas afirmaciones del mundo fashion:

 

 

Lo paradójico es que estas frases tan actuales sobre tendencias están sacadas del cuaderno de colecciones del Telva 2013/2014 , así que ¿ dónde está la novedad, exactamente?

Si se analiza la historia de la Moda y,  más concretamente la del siglo pasado, cada década es fácil de reconocer por sus siluetas, el largo de las faldas o el tamaño de las hombreras. Hoy en día resulta más difícil esta discriminación porque todas las tendencias conviven, más o menos, en pacífica armonía. 

Que todo vale, señoras. O no.

La frontera hoy en día entre el buen gusto y lo choni, no está difuminada, no; en realidad,  la tenemos muy clarita, pero aceptamos y pagamos a precio de oro zapatones de cinco suelas corridas   sabiendo que no resistirán el paso del tiempo ¿ No es esto la moda? ¿ Una parte de expresión, una parte de diversión, una parte de frescura ?. Creo, sin embargo , que en la sociedad actual toda la espontaneidad se ha perdido en la búsqueda del “ like “ a toda costa.

Pero eso es otra historia. Al igual que mi admirado Paco e inspirada por su inmenso talento, voy a hacer una declaración de intenciones, ( pero no tan trascendental )

Si la temporada pasada, el reto era vestir ( solo ) con lo que hubiera en el armario, el nuevo propósito es analizar semana a semana las tendencias que se postulan como imprescindibles del otoño/ invierno y que sobre el papel parecen muy buena idea pero en la vida real y sobre un cuerpo de cincuenta y pico ( pico de gorrión, no se olviden ) no lo es tanto.

Pero vengo guerrera, advierto.

Reivindico visibilidad, sigue existiendo una discriminación tolerada por la sociedad bajo la excusa de la estética y el marketing : quiero ver, para variar, a una mujer de mi edad en el anuncio de moda del Corte Inglés, quiero ver a más mujeres maduras anunciando cremas, perfumes y coches y no solo compresas para  las pérdidas urinarias, quiero que las revistas de moda publiquen fotos y reseñas de instagramers y youtubers que, como el diablo , sepan más por lo que han vivido y han vestido, que por visitar todas las semanas Zara. 

Quiero que vieja sea lo contrario de joven, sin más, sin matiz peyorativo.

 

 

La sonrisa es la misma ¿ no ?

¡ Feliz semana !

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s