Van Helsing ( 2004 )

De los cientos de formas que ha ideado la raza humana para acabar en la consulta del traumatólogo , ( o algo peor… ),  llama la atención la que tiene lugar desde hace casi dos siglos el último lunes de mayo  en Glocestershire, cuando un maestro de ceremonias deja caer un queso Double Gloucester de 4 kilos colina de Cooper abajo, y los corredores se lanzan en frenético descenso en pos del queso.

 

pies-6

 

Para que conste, yo les comprendo perfectamente, pues tengo la certeza de que en otra vida fui ratón, así que si en algún pueblo de La Mancha se deciden a emular a los británicos, me pensaré el participar, no sin antes tener en cuenta los consejos del ganador de las últimas ediciones, ( un tipo al que, sorprendentemente, no le gusta el queso ) ,que achaca sus éxitos a su depurada técnica de entrenamiento de gemelos.

 

pies-1

 

 

Técnica ,señoras, técnica y actitud. Para bajar corriendo una cuesta. O para caminar con tacones. En realidad, técnica , actitud y, a qué negarlo,  AGUANTE.

Porque debo decir que de los consejos que he oído sobre cómo caminar con tacones el más útil es tener a mano el teléfono de radio taxi. Porque cuando oigo tacones y comodidad en la misma frase me sale un sarpullido. Porque son matadores, sí , ¡ pero son tan bonitos…!

Con medias de rejilla en negro

 

_MG_2481

 

De animal print

 

_MG_2503

 

 

Con hebilla y medias tupidas, que le dan un aire colegial

 

IMG_2510

 

En marrón y media con algo de brilli

 

_MG_2500

Algo más de rejilla

 

_MG_2495

 

En violeta y fantasía

 

IMG_2507

 

Dada la ola de revisionismo feminista que nos invade, parece extraño que no se invite a boicotear películas donde el héroe cazavampiros, por ejemplo, con unas cómodas botas ,que parecen incluso forradas de borreguito, se dedica a eliminar habitantes tóxicos de Transilvania, mientras la heroína se deshace de toda clase de alimañas voladoras con la misma eficacia pero encaramada a unos buenos tacones. Y del corpiño, ya ni hablamos…

 

 

pies-3

 

Me encantan los tacones, ya lo he dicho. Y , no puedo evitarlo, prefiero unos zapatos bonitos antes que cómodos.

¿Pero es obligatorio el suplicio de los tacones en una celebración, en una boda, si no tenemos costumbre , sólo porque pensamos que es más elegante? Porque viendo luego las fotos, el dolor de pies lo llevas reflejado en la cara…

 

pies-4

 

Cada una se tortura como quiere, pero con los tacones como con la vida, conviene tener ciertas cosas claras, si no, nos podemos ver como el ganador de la carrera del queso rodante, corriendo como locas detrás de algo que ni siquiera nos gusta.

 

¡Feliz semana !

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Van Helsing ( 2004 )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s