Bodas y Prejuicios ( 2004)

Mi madre guarda como un tesoro la invitación de boda de mis abuelos…de 1918 !!

 

IMG_20180925_212445

Desgraciadamente, no conserva ningún documento gráfico de las galas que se lucieron en aquel evento, aunque es de imaginar que en aquella época, en plena epidemia de gripe española, con el traje de los domingos bien limpio bastaría.

Nada que ver con los despliegues de alfombra roja actuales, con los que algunas, en vez de firmar como testigos, parecen ir a recoger el Óscar a la mejor actriz de reparto.

El primer reto semanal se presenta al alcance de mi armario: una boda familiar, no demasiado formal ( segundas nupcias, convivencia previa prolongada … ) y de noche.

La primera opción es el negro, color sobrio y sin pretensiones, no fracasamos con él pero tampoco llamamos la atención( ni para bien , ni para mal).

 

IMG_2156

El mono es de Mango ( temporada pasada ), los aretes y el brazalete dorados son de Vidal y Vidal, bolsito de Jo and Mr Joe, sandalias de Gloria Ortiz y cinturón de Amazon. El anillo es lo único dorado de oro auténtico. Un coletero dorado de Bijoux , por si queremos un aspecto capilar más pulido. Y los labios bien rojos.

_MG_2148

La segunda opción es algo más colorida, ma non troppo. La blusa es de gasa estampada, muy ligera, de Polo Ralph Lauren, el pantalón es de George Rech, es un palazzo beige que lleva más de 10 años en mi armario, pertenecía al traje que llevé en la Primera Comunión de mi hijo mayor. La chaqueta no ha sobrevivido a la crueldad del tiempo ( solapas enormes, hombreras de quarterback….) y es que mi hijo ya lleva barba hace algún lustro.

IMG_2168

Los zapatos son de Uninsa, el bolsito de Ballco, los pendientes de una tienda de Guadalajara Adúo y el anillo de Swarovski.

 

_MG_2162

 

No hay porqué agobiarse al recibir una invitación de este tipo : estudios muy bien documentados revelan que las tres cuartas partes del universo en general , y del masculino en particular , que acuden a una boda son incapaces de acordarse ni de cómo iba la novia. Si, bueno, de blanco….

Otra cosa es si tenemos la desdicha de encontrarnos con una invitada con nuestro mismo atuendo, por eso yo huyo de los estampados llamativos como de las arenas movedizas.

Doña Cayetana de Alba lucía esplendorosa en la boda del Príncipe Felipe con su traje de chaqueta verde pistacho y su falda a juego , de gasa verde y rosa,  y debió de necesitar urgentemente su abanico al ver a Amelia Rodríguez , del brazo de su entonces marido, José Bono, con el mismo , el mismito estampado , en versión vestido. O la elegantísima Noor de Jordania viendo su mismo abriguito  con brocados en la percha de la escritora Elvira Lindo. El champagne rosé debió de atragantársele a Carolina de Mónaco cuando en el Baile de la Rosa , allá por 1998, vio a Ira de Furstenberg en el besamanos con su mismo traje , se supone de alta costura. Y algo más actual, en la Vogue Fashion Night de 2011 , Carmen Lomana no necesitó ir al baño a retocarse, le bastaba con mirar a Marta Sánchez y ver su vivo retrato, con un vestido multiestrellado de Dolce y Gabbana.

En fin, incómodo es un rato, pero no es una tragedia. O si…. parece ser que en la boda roja de Juego de Tronos, dos invitadas coincidieron en el mismo tocado….

 

Feliz semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s